martes, 24 de enero de 2017

CRÍTICA AL DISCO "AUNQUE NO HAYA LUZ" DE COMBO CALADA


Es necesario hoy en día que la figura del músico, grupo o banda esté asociada y relacionada con su entorno. Humanizar la música es siempre adecuado para no dejar que se convierta en algo efímero o transmitido por una conciencia "artificial" sin sentimientos.

Este disco de COMBO CALADA transmite la triste realidad en la que muchas personas están sumergidas, el panorama desolador actual, y como aún dentro de esa oscuridad siempre queda esperanza.

Letras que transmiten un malestar y una sensación de abandono social, una especie de apocalipsis personal, al que el propio sistema nos lleva, para aislarnos. Aunque en la otra cara de la misma moneda se abre un paraiso común cargado de energía y positividad. La esperanza no se puede perder.

Musicalmente hablando esta banda sorprende por su alto nivel de composición, ya que a parte de guitarra eléctrica, bajo y bateria, sabe mezclar muchos otros ritmos con vientos y percusiones, haciendo exhibición de ritmos latinos y caribeños. 
El rock (que nos hubiera gustado haber encontrado más) está expuesto a la mezcla en su punto justo, ya que ha de lidiar con el reggae, el ska y con ritmos más cálidos.

La voz tanto que peculiar, demuestra que se adapta a todos los terrenos y nos llena con su personalidad sonora. Los coros quedan optimizados y adaptados.
 
El bajo suena de fábula, con cuerpo y en su sitio. Las guitarras tienen un buen sonido limpio y una vigorosa distorsión pero sin alcanzar una gran pegada. Los tiempos de las cuerdas se ejecutan a la perfección.

La bateria marca el ritmo con buena pegada y sus platos brillan. Las percusiones están muy bien puestas y se oyen de maravilla.
Los vientos suenan muy bien, con melodías muy del estilo.

Las colaboraciones del disco son diversas y ayudan a darle un toque de dispersión en cada canción donde aparecen.

Lo peor lo encontramos en la subida y bajada de nivel de audición que encontramos entre canciones. Algunas voces quedan muy bajas comparandolas con las de otros temas. En los coros también sucede.

Encontramos "AUNQUE NO HAYA LUZ" abriendo el disco a modo de intro enlazada a "TODAVÍA AQUÍ" donde encontramos rock y ska de la mano.

Después sigue "HAMBRE" un tema muy a lo "MACACO" donde colabora a la voz Dante de FUNKIWI´S consiguiendo un foco sonoro impresionante en sus cuerdas vocales. La fusión se acentua entre el reggae y el ska.

"FRONTERAS DE SANGRE" nos deja ritmos de rock y ska con melodía y buenas sensaciones. "EN EL HOYO" encontramos también esta misma vertiente junto a un buen pasaje musical.

"TRAS EL VENDAVAL" nos muestra un paisaje con vientos solemnes, como si de una banda sonora se tratara.

"NUESTRA MISIÓN" está en la linea del mestizaje y vientos bien puestos.
En "INOCENCIA PERDIDA" nos muestran como unir una linea inicial de rock con el ska más bailongo y revolucionado.

"VENTE CONMIGO" se convierte en un refugio intimista y cálido, el reggae se hace más que presente.

El rock nos inunda en la entrada de "PÁRATE", para seguir con una fusión de ska y reggae. La mezcla se intercala.

"EN PUEDE SER HOY" encontramos un ska muy de raíz.

Y para despedir el trabajo cierran (o se abren al optimismo) con "GUERRA AL MIEDO", el tema más optimista y donde las letras afilan más su significado y el del disco.

En definitiva un buen trabajo en el que cada escucha va a más, sumergiéndonos en una oscuridad inicial (que poco a poco nos lleva hacia la luz) y nos devuelve una pizca de optimismo en este mundo tan duro en el que nos ha tocado vivir.

Recomendado para los amantes de la fusión sonora, el rock más versátil y el mestizaje.

Un saludo para COMBO CALADA y para la gente de POSTAL MUSIC.
666hardmusic

No hay comentarios:

Publicar un comentario