lunes, 11 de abril de 2016

CRITICA AL DISCO "EEL" DE ABSENTA

Melodias ensombrecidas irrumpen con fuerza en este nuevo trabajo de ABSENTA. En "Eel" la oscuridad y el metal se dan de la mano en un torbellino donde se mezclan el black metal, el gótico más tétrico y el eco infernal que ha precedido en bandas litúrgicas a lo largo de estás últimas tres décadas.
Este disco tiene un Artwork muy definido y bien conseguido. Sólo su portada ya define el concepto del disco, su grabación y su fuerza.

El primer tema "YOU LET ME DRY" nos ofrece ecos de grupos como MOONSPELL y otros tantos que han avanzado en el camino oscuro del metal sin renunciar a potentes melodias de guitarras, junto a pesadas baterias y bajos con graves colosales.

En "BURYING ANOTHER PART OF OUR SOUL" se abre camino una atmósfera más blackmetalera y densa. Se encuentran diferentes cambios de ritmo y melódia donde se aprecian la capacidad y variedad de formas de expresión de las que se dispone el grupo.

"HOWLS UNDER GROWING OCEANS" nos muestra unas guitarras afiladas y una buena variedad de melodias desde las mismísima profundidad del océano.

El siguiente tema "ERASING THE TRACES OF AN UNGRATEFUL COWARD" es un tributo a la densidad sonora. La bateria parece una apisonadora y las melodias de guitarra combinadas con la voz nos ofrecen aires de grandeza y de tiempos remotos y vengativos. 

"EEL" es la parte visible de la cima del disco permitiéndose un medio tiempo justo por la mitad del tema del cual vuelve a surgir su cruda y afilada melodia, descarnando almas y atropellando riffs melódicos.

En "REQUIEM FOR A STREAM" encontramos un tema litúrgico donde la base de bateria hace temblar los cimientos de cualquier catedral o basílica. Tema denso y perturbado.

Por último nos llega "DARKENED BLOOD" que parte de un frenético riff blackmetalero atravesado por unas partes oxigenadas con algunos cambios rítmicos. Final en las sombras de este trabajo.

La voz queda muy interiorizada en el sonido de la banda, nos viene como un reverb profundo y rodeado de sombras, quizás en exceso, aunque si este es el resultado deseado no hay nada que decir.
Las guitarras nos han gustado mucho, jugando con afiladas melodias que se establecen entre las sombras oscuras y el frenesí de la velocidad de los riffs.

El bajo es enorme y se aprecia a la perfección.

La bateria es la base perfecta con sus rítmos muy bien marcados y sus afilados platos, que se encargan de cortar el aire en mitad de las melodias.

En definitiva si queréis deleitaros con una obra de metal oscuro y dramático ya sabéis que disco tenéis que escuchar. Y son de Córdoba, ciudad sagrada tanto en la parte espiritual como musical.

666hardmusic


No hay comentarios:

Publicar un comentario